El volcán nacionalista en Colonia

Volcan

En broma, los blancos de Colonia preguntan: Zimmer…¿quién es?.

Es que el frenesí electoral del Partido Nacional es tan pasionalmente volcánico, que la lava de las nuevas expectativas para octubre cubren totalmente las estructuras que sostenían el partido diez minutos atrás.

Luego de la visita de Luis Lacalle a Conchillas, la sorpresa de la candidatura de María de Lima o Roberto Calvo, la escisión del Espacio 19, el acuerdo con Planchón, el interrogante sobre la sostenibilidad de la candidatura municipal de Pablo Manitto, de quién dicen que “no tiene llegada con la gente”, la marea de lava sigue surgiendo del volcán electoral nacionalista.

Planchón mandó informar que estaba en negociaciones con Moreira, pero desde el sector de Moreira lo niegan y sugieren que en realidad Planchón manda un mensaje a la interna del Espacio 19. Aseguran que él eligió a Asqueta como segundo pero desde el Espacio 19 le quieren poner otro candidato porque recuerdan que Asqueta tuvo poco apoyo electoral en la pasada interna.

Moreira aclara que será intendente una y otra vez. En su grupo lo habían designado a Andrés Sobredo como candidato a diputado, pero pese a su poder económico, los blancos moreiristas no lo quieren porque es un recién llegado al grupo (se incorporó hace pocos años desde el Partido Colorado). Los más malintencionados deslizan que no quieren a alquien que ocupó un puesto de ñoqui en la Dirección de Turismo. Por eso ahora el candidato a diputado será Edmundo Roselli que sí es un militante del riñón moreirista.

En el grupo niegan tajantemente que no hay ninguna conversación con Planchón, y dicen que en el grupo “nos arreglamos entre nosotros. No hacemos alianza con nadie” y que Planchón “ya no tiene la imagen de antes”, sobre todo después de su millonaria deuda con la DGI.

Pero Moreira, que ya tenía seguro el segundo lugar en el senado de Larrañaga, lo de tambalear ahora por un grupo de diputados de Canelones que asegura haber obtenido más votos en la interna. El cupo obligatorio de una mujer enviaría a Moreira al cuarto puesto donde la reciente huida de dirigentes aliancistas al cobijo de las listas de Lacalle chico, da poca seguridad en la elección.

En el caso de Zimmer, el Partido Nacional le recuerda que  se fue para Europa durante la elección de 2009, señalando claramente que no apoyaba a Lacalle padre en su postulación y daba un guiño de libertad a sus votantes para beneficiar a su amigo “el Pepe” actual Presidente de la República.

Ese pase de facturas desde el Honorable Directorio le restó posibilidades en las listas de Alianza. Eso sumado a la recordada frase “hay legisladores que pasean el perro por la rambla en lugar de trabajar” no deja mucho margen para que Zimmer sea acogido con calor en las listas parlamentarias de los blancos.

Con este panorama, el barbado intendente, ex preso y con procesamiento confirmado, tiene más cerca un futuro de vida familiar que de actividad política.

Que ya se encuentren blancos que no recuerdan quién es Zimmer, es una señal en ese sentido.

Anuncios