¿Donde van los votos de Zimmer?

WalterZimmer¿Como se comportarán los votantes 2010 de Walter Zimmer?.

Esa es la gran pregunta que definirá quién será el ganador de la elección municipal 2015 en el departamento de Colonia.

Si la correntada mayor de votos obtenidos por el intendente Walter Zimmer en 2010 van para Manitto, si van para Moreira o si inclinan a votar al Frente Amplio, sin dudas, ese caudal es el que decidirá el resultado electoral.

La última eleccion municipal marcó que el Partido Nacional ganó la intendencia de Colonia con 45.479 sufragios, de ellos, Zimmer obtuvo 30.657.

En un escenario de incertidumbres de cara a la elección de mayo, algunas certezas parecen asomar a medida que se acerca la fecha clave del comicio.

La primera es que Moreira parece tener un techo dentro del electorado nacionalista. Como candidato a intendente en 2010 obtuvo 14.822 votos y cuatro años despues, en octubre de 2014 la lista 904 logró 14.139.

Es decir que Moreira mantuvo su electorado y parece que, con el correr del tiempo, Moreira no logró aumentar sustancialmente la cantidad de votantes, manteniendose en el entorno de los catorce mil votos.

¿Como hará Moreira para subir de catorce a los cuarenta y cinco mil que necesita para ser intendente de Colonia?

Con Zimmer fuera de competencia, Manitto parece un buen candidato, pero nadie cree ahora que logre retener los treinta mil votos que arrastró Zimmer, en tanto que sobre Planchón, los mismos blancos consultados por EL ECO, coinciden en señalar entre cuatro y cinco mil votos como tope.

Entre los colorados, la fragmentación sobre los entre ocho y doce mil votos históricos que le quedan a este partido según los últimos resultados electorales, hace posible pensar que es muy probable que ellos se dividan más o menos equitativamente, unos apoyando a Moreira a través de Bianchi, y otro tanto a Rostán. Pero será difícil que por ese lado Moreira sume más de cuatro mil votos.

En la otra punta, el Frente Amplio arrastra una acumulación histórica que aumenta en cada elección, pero que como punto flaco, tiene una fuga importante de votos hacia el ala izquierda del partido Nacional en la instancia de mayo. Votos que apoyan al Frente Amplio en la eleccion nacional, pero vuelven al ala centroizquierda blanca para las municipales.

Sin embargo, la izquierda viene aumentando en forma constante su caudal electoral en Colonia y muestra un importante grado de adhesión a sus dos candidatos, Dario Brugman y Jorge Mota.

En términos sencillos se puede resumir así: desde la interna de mayo 2014 hasta acá, los blancos en Colonia hicieron todo mal, en tanto que el Frente Amplio hizo todo bien.

Como consecuencia de las disidencias internas, los blancos tuvieron que sacar un tercer candidato a la intendencia, Ricardo Planchón, que no resultó electo en mayo, pero que consiguió convencionales prestados del moreirismo en febrero de este año. Hasta esa fecha los blancos estuvieron pasandose factura por el magro resultado de octubre, y fue dificil atar los fragmentos del Espacio 19, sumado a lo que Planchón consideró una traición de parte de Zimmer.

Se sabe que Moreira no lo quiere a Manitto,  y está clarísimo que el estilo de Moreira es el de un caudillo que ordena desde arriba lo que hace su gente hacia abajo. Sus declaraciones diciendo que no quiere nueve intendentes, por los alcaldes que se eligirán ese día en  nueve municipios de Colonia,  dice claramente que si gana, los alcaldes van a estar pintados.

Sus declaraciones de los últimos días, buscando distanciarse de Zimmer y de su gobierno, cuando aún tiene directores suyos en el actual Ejecutivo municipal, no hacen más que generar molestia en quienes son seguidores fieles del actual intendente. A Moreira esa estrategia, en este momento, le resta mucho y le suma poco.

Y mas abajo, las disidencias con la designación de los alcaldes por cada grupo, también generó conflictos entre los blancos en todo el departamento.

¿Hace falta otra vez un caudillo con la misma catadura de que tuvo Zimmer pero en versión Moreira, para la intendencia de Colonia?

Este modelo de gestión caudillesca, que concentra el poder y las decisiones,  aparece anticuado ante las nuevas exigencias de la población de trasladar hacia abajo cada vez más el poder de la ciudadanía.

Para ser intendente, Moreira precisa crecer de catorce a treinta mil votos, ya por si mismo, o ya con los votos que le sumen Manitto y Planchón.

Para que el Frente Amplio llegue al gobierno de Colonia, necesitan juntar unos diecinueve mil votos, esto es  bastante menos que los que necesita Moreira para ganar.

¿Podrá Manitto retener los treinta mil votos de Zimmer en el Espacio 19 y, por otra parte podrá Planchón sumarle a Moreira los votos que le faltan?

Se sabe que los votantes de Zimmer mayoritariamente tienen un perfil de centroizquierda que no comulga con el perfil derechista que tiene Moreira.

Allí entonces, volvemos al planteo del inicio.  que es preguntarnos si los votantes de Zimmer, se pasarán en bloque a votar a Moreira con o sin la ayuda de Planchón, si se quedarán con Manitto o seguirán su perfil de centroizquierda y optarán por darle al Frente Amplio el voto que ya les dieron tres veces en las elecciones nacionales.

Encontrar una respuesta a esta pregunta, nos pone directamente en la mañana del lunes 11 de mayo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s