Cacciola y su entorno

Este es un muy interesante artículo tomado de http://www.360digitalnoticias.com y que nos permite conocer un poco más el trasfondo de la escena del cierre de Cacciola, y el entorno que ocurre por estas horas en la zona del Delta del Tigre.

Cacciola, que traslada pasajeros a Martín García y Uruguay, deja de prestar servicios este domingo; y Catamaranes del Sol, que hace turismo por el Delta, despidió a todo su personal y nadie sabe qué pasará con su futuro.

Las aguas bajan turbias en el Delta de Buenos Aires, y no precisamente por la mugre debido a la consabida falta de cuidado medioambiental: la histórica empresa Cacciola, que hacía viajes a Martín García y Uruguay, dejó de operar este domingo. Cerró luego de más de 50 años de servicio: desde octubre empezó un proceso de desgüace y despidos sin retorno. Así se lo informó este viernes la empresa a la Dirección Provincial de Islas.

Pero hay más: vecinos a Cacciola en el muelle del río Tigre, la empresa Catamaranes del Sol SA, que hace 40 años realiza paseos por el Delta argentino, cerró la semana pasada y despidieron a los más de 30 trabajadores que quedaban y todas son dudas respecto a su futuro. Este lunes, se presentarán a trabajar en las oficinas acompañados de un escribano que avale que se presentaron ya que nadie les informa que les depara el futuro.

Lo cierto es que dos empresas históricas cierran en un combo letal que mezcla política, contexto económico adverso (en los últimos seis meses cayeron las ventas de pasajes en el Delta un 30%) y entramado empresario que, llamativamente, finiquitan estas empresas en los mismos días.

Veamos: de ex trabajadores y fuentes municipales consultadas para esta nota, Catamaranes del Sol se liquida, y por lo que reconstruyó Mundo Gremial se reconvertirá en una SRL o bien en una cooperativa. Pero con un agravante: la empresa intentará desconocer antigüedad, derechos y esquivará el Convenio Colectivo de Trabajo ya que su idea es que los trabajadores facturen.Tampoco pagará indemnizaciones. La puja de siempre: preservar fuentes de trabajo o todos en la calle. En otros términos: precarización o trabajo.

El clima de época que pregona el Gobierno con sus políticas y la reforma laboral siempre respirando en la nuca del sector trabajador abonan el laissez faire que corre para los empresarios.

Desde el SOMU -sindicato de obreros marítimos- indicaron a Mundo Gremial: “Todo esto nos preocupa, y no vamos a permitir esta precarización del trabajo”. Prometen acompañar a los trabajadores este lunes cuando se presenten a trabajar.

El otro gremio involucrado en el conflicto es el Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo. Mundo Gremial intentó sin éxito contactarse con el titular del gremio Julio Insfrán para conocer su análisis de la situación.

Del futuro se sabe poco, pero lo que sí se conoce es la historia de esta empresa llamada Catamaranes del Sol. Hace dos años se armó una sociedad entre el dueño originario de la compañía, que se llamaba Catamaranes Interisleña y cuyo dueño era Pedro Rodríguez, y el empresario naviero, Hugo Sturla (se terminó alejando a los pocos meses). Cerraba el trío de inversores Hugo Schwartz, ya de por sí una mala noticia para los trabajadores ya que éste el que continuará explotando el negocio de los paseos por el Delta.

¿Por qué los trabajadores consultados no tienen buenas expectativas?

Porque el multimillonario Schwartz tiene prontuario penal más que antecedentes empresarios: fue procesado y embargado por 35 millones de pesos en 2011 por la jueza federal Sandra Arroyo Salgado, junto a varios funcionarios de los municipios de Tigre y San Fernando. Fue por violentar el ecosistema del Delta al dragar y hacer excavaciones en el megaemprendimiento inmobiliario isleño Colony Park sin hacer los estudios previo de impacto ambiental lo que destruyó buena parte de esa sección de ríos. Más cerca en el tiempo desoyó el pedido del Municipio de San Fernando de desalojar, por tener la concesión vencida, la Marina del Norte para dejar parte de ese predio como espacio público. Terminaron en juicio y ganó el Municipio.

Y una más: Arroyo Salgado investiga la desaparición del financista Damián Stefanini que tenía vínculos con Schwartz (aparentemente tenían inversiones conjuntas en el mundo de la náutica) y uno de los últimos llamados fueron entre ellos.

Cacciola, política y crisis económica: cóctel radioactivo

Empleados y funcionarios de Tigre consultados por Mundo Gremial comentaron que Cacciola empezó a irse a pique hace un año y medio cuando su dueña desde 2012, ERSA Urbano -que es propiedad de Juan Carlos Romero -de ascendencia con los Romero Feris-, y a quien la Justicia, en febrero de este año, le prohibió salir del país y le aplicó una inhibición general de bienes- designa como gerenta general a Sabrina Wagner. Ahí empieza el desgüace: de las cuatro embarcaciones disponibles empieza a utilizar dos: en mayo de 2017 al catamarán Deltacat no le renuevan el certificado de navegación y no se le hace el mantenimiento en el astillero. Al tiempo, a la nave Corrientes la sacan de circulación porque aducen que no hay fondos para repararla.

Luego vendrían los despidos: en octubre una primera tanda de 10 trabajadores.Luego, el 22 de diciembre despiden a tres mas y finalmente en estos últimos días de junio recibieron sus telegramas las 30 personas que aún mantenían su fuente laboral.Solo recibieron su indemnización completa los despedidos en octubre. Al resto se les ofreció pagarles el 50% de lo que les corresponde y mensualmente.

Según reconstruyó Mundo Gremial de fuentes políticas municipales, “el tema empezó a decaer mal hace un año y medio: nosotros lo vemos como una jugada política porque esta gente está con Kirchner y Macri le sacó el reparto del Correa a ERSA por lo que tuvo que despedir a 1000 empleados”. Pero ERSA Urbano es mucho más que Cacciola y el correo: es dueña de más del 80% del servicio de colectivos en Córdoba y, además, tiene la recolección de basura en esa provincia y en Corrientes Corrientes. También tiene líneas de colectivos acá en Capital.

A propósito de peleas políticas: Cacciola dejó de recibir el subsidio de orden nacional para funcionar lo que la fue llevando a la quiebra. De hecho en el documento enviado al Director de Islas arguyen “los avatares de la economía nacional” sumado a los juicios laborales y costos de mantenimiento”.

Desde el SOMU confirmaron que este lunes estarán presentes en la audiencia que tendrá lugar en el Ministerio de Trabajo.

Un dato: el servicio de transporte a la Isla Martín García lo suple, con mucha menos frecuencia, Interisleña por lo que no quedó, valga la paradoja, aislada. Y una duda: ¿el cierre de Cacciola abrirá la puerta a que este negocio lo explote una empresa uruguaya en detrimento del trabajo argentino?

Fuente: Mundo Gremial

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s