La pelea en Turismo que enojó al intendente

Otero-SobreroSi bien en el ejercicio del gobierno, la gestión del intendente Carlos Moreira se muestra sin fisuras visibles, en la interna corren diariamente ríos de rumores, y algunas constataciones que marcan la soledad cada vez mayor en la que se encuentra por estos días el intendente coloniense.

Entre estas constataciones se sabe que desde la elección hasta hoy, Moreira ha sufrido bajas importantes en su estructura política, bajas unas que fueron producto de discrepancias fuertes, como la del ex responsable de la juventud que se alejó hacia filas de Edgardo Novick, o más sutiles como la de su segundo, Napoleón Gardiol, que dio un pasito al costado abriendo listas con el sector Todos de Lacalle Pou.

Tal vez la más sonada fue el “no te metas acá, vos dedícate al parlamento” que le espetó al diputado Edmundo Roselli con quién eran carne y uña en la campaña electoral y hoy están lejos, lejísimos de mantener algún tipo de contacto político.

Solo Ricardo Planchón, una especie de salvavidas de plomo para cualquiera dentro del Partido Nacional, se encuentra explícitamente apoyando al intendente.

En las últimas horas, otro conflicto impensado en el entorno del intendente sacudió los pasillos del palacio de General Flores. Moreira se peleó con su histórico chofer, Federico Curbelo, a quién envió de licencia para no sancionarlo como consecuencia de una interna que nace en la Dirección de Turismo.

Es que la interna entre el Director de Turismo Andrés Sobrero y la Subsecretaria Cristina Otero forma parte del folclore cotidiano de la intendencia. Es algo que todos conocen la antipatía que se tienen ambos, hombre de negocios vinculado al turismo el director, funcionaria de carrera especializada en turismo ella.

Lo que sigue es ingrediente cotidiano del caldo en el que se cuecen las vanidades en la intendencia de Colonia. Según pudimos saber, Cristina Otero no tiene simpatía por uno de los choferes, a los que habría designado un sábado, día en el que el chofer no podía concurrir al trabajo. A raíz de esto,  el lunes, cuando el director va a salir de recorrida y llama al chofer de la camioneta designada, no había quién hiciera de conductor. Ante esto Sobrero hizo un informe y allí Moreira se enteró de lo que ocurría.

Como responsable de todo Moreira señaló a Federico Curbelo, quién se ocupaba de la designación cotidiana y reparto de tarea de los choferes que están a cargo de los vehículos municipales “desde cuando vos estás a cargo de esto” le habría preguntado Moreira a Curbelo “desde que me lo delegaste vos” le habría dicho el fiel y eterno conductor del intendente.

A raíz de este enojo que tuvo su raíz en la Dirección de Turismo, Curbelo fue enviado de licencia, en un intento de calmar las aguas en el entorno al intendente. Sin embargo, algunas de las fuentes consultadas nos dicen que la situación entre Curbelo y Moreira se volvió “irreversible” y que a la vuelta de la licencia, los días de Curbelo como asistente de Moreira estarían pasando por una zona tormentosa.

En las próximas horas se conocerá si esta tormenta es una clásica tormenta primaveral, que pasa y deja paso a un sol radiante, o apenas un atisbo de los nubarrones que cruzan el horizonte político del actual jerarca municipal.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s